Y ese… ¿quien es?

LDsmall 

Y ese…, ¿quien es?

Si Ud. no se ha dedicado nunca a la actividad política, debo empezar diciéndole que, durante los cincuenta y tantos años que llevo viviendo en esta España de nuestros amores y desamores, mi vida ha sido semejante a la suya.

Nunca me metí en política, igual que Ud., y no fue por falta de ofertas, pues fueron muchas las veces que me tentaron con cargos públicos generosamente retribuidos y sin responsabilidades prácticas.

No, yo pertenezco a ese numeroso y amorfo grupo de españoles a los que solamente se nos tiene en cuenta a la hora de pedirnos nuestro voto y en el momento de rebuscar en nuestros bolsillos para sacar de ellos lo que necesita esa ralea política que, como un rebaño que somos, nos ordeña a placer.

Y, por eso, y porque considero que no tenemos derecho alguno a quejarnos de las tropelías de los políticos, solos o agrupados en partidos, sindicatos y otras organizaciones ad hoc, ya que nada hacemos por remediarlo, hace unos meses me decidí a entrar en política y me afilié a VOX. Algunos de Uds. tal vez recuerden una reseña que, de tal “acontecimiento”, publicó Libertad Digital en http://www.libertaddigital.com/espana/2014-03-09/un-afiliado-de-vox-se-postula-para-candidato-a-las-primarias-europeas-1276512618/

Y durante unos meses viví una incipiente ilusión, porque creí que podía hacer algo por mi país aportando ideas que, al parecer, tienen mas de utópicas, que de prácticas. Ideas en las que no figura la rapiña, ni la exclusión de aquellos que no piensan como yo, ni la pretensión de que los demás trabajen para mi holganza.

Y, como creo que al igual que otros muchos españoles, mi intelecto se compone de quijotismo manchego y terquedad aragonesa, a pesar de que mi ius soli no lo acredita, me decidí a poner una pica en Flandes, que se dice, y me lancé a la tarea de poner en marcha un nuevo partido político. Y aquí está NOSOTROS Y TU, abreviadamente NOSOTROS.

Hace unos días, una de las personas que se ha vinculado al proyecto me contaba que, cuando le hablaba de ello a un amigo, este le preguntó quien había ideado NOSOTROS; le dio mi nombre y la respuesta fue: Y ese, ¿quien es?.

Efectivamente, no soy hombre conocido, aunque me conozca alguna gente; unos, por mi actividad profesional como abogado y economista, otros, por mis relaciones personales al margen del trabajo y, algunos mas, a través de ese invento que son las redes sociales en las que, de vez en cuando, trasteo.

Ni soy un personaje popular y, por eso poca gente me conoce; lo mismo que le pasa a la mayor parte de los españoles. Pero soy español, estoy vivo, y le debo a mi país una parte de mi esfuerzo.

Por eso, y porque España no es como a mi me gusta, me he lanzado a esta tarea: la de intentar convencer a cada uno de Uds. que España somos todos, que los españoles somos los únicos dueños de España y que, como España es de todos, ninguna zona o territorio puede, por la mera voluntad de algunos de sus moradores, desprenderse del resto de la nación.

Y que eso de la izquierda y la derecha ya está superado, es de hace mucho tiempo; hoy, los españoles tenemos que ser de izquierdas y de derechas, no solamente de uno de los lados. Si esos conceptos siguen esgrimiéndose hoy, es porque algunos interesados en su propia avaricia, los usan como cebo para conseguir echar votos a su molino. Digo de izquierdas y de derechas, porque hay cosas que han de ser de izquierdas, como el derecho al trabajo, y otras que han de ser de derechas, como el derecho a la propiedad y a la libertad de empresa.

Porque, igual que Ud., pienso que el Estado está para servir a los ciudadanos y no a la inversa, y que el Estado debe costarnos lo menos posible y eso se llama optimización de costes.

Y también creo que el Estado Español está para protegernos a los españoles y no a los que se han adueñado de él. Y creo en un país igual para todos, sin que nuestra situación dependa del lugar de España en que vivamos y, por eso, no deseo que existan los parlamentos autonómicos, sino que exista una única fuente de producción de leyes, en manos de un único parlamento.

Y también por eso, opino que deberían suprimirse el Senado y las Diputaciones Provinciales, cuya única utilidad práctica es la de enriquecer a políticos y paniaguados. Y reducir el número de políticos a un máximo de 5 por cada mil españoles y que el de funcionarios no exceda de 56 por cada mil ciudadanos.

Al igual que entiendo que los partidos políticos, los sindicatos y las organizaciones empresariales deben autofinanciarse con sus propios recursos y no con subvenciones del Estado, que somos todos.

De la misma forma que creo que el Estado debe proteger la propiedad lícitamente adquirida y perseguir a los que engañan a otros privándoles de sus bienes y, mucho mas, si los tramposos forman parte de la estructura misma del Estado.

Y tantas y tantas otras cosas que no cabrían en este espacio, pero que pueden verse en la Web de NOSOTROS, http://www.nosotrosytu.es/

Así que la respuesta a la pregunta no puede ser otra que: Ese, es un español anónimo al que le importa y le preocupa España.

Servidor de Uds.

José Ignacio Sánchez Rubio
ignacio@nosotrosytu.es
www.sanchezrubio.eu
@JISanchezRubio

Acerca de José Ignacio

Profesional libre de la consultoría de empresas, con los títulos de Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas. Además, el título de Maestro de Primera enseñanza, 4 Masters en Sistema Fiscal Español, Derecho de Familia, Derecho Penal y Auditoría de Cuentas. Letrado del Colegio de Abogados de Madrid, Administrador y Mediador Concursal, en posesión de numerosos diplomas en economía de empresas, derecho y Unión Europea.
Esta entrada fue publicada en Futuro de España. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.