Los cincuenta y tantos…

LDsmallLa Constitución Española actual, madre del resto de las normas que rigen nuestro ordenamiento jurídico, fue aprobada por aquellos de nosotros que ya pasa de los cincuenta y cuatro, o sea, por todos los que ahora mismo tienen cincuenta y tantos, y en los tantos cabe cualquier número mayor de 4.

A estas alturas, yo me pregunto quién o quiénes son los culpables de todo lo que nos está pasando en España. Y la respuesta que me doy, tal y como yo lo veo, no puede ser mas concluyente: los culpables somos todos los que tenemos cincuenta y tantos; igual da que sea Ud. hombre o mujer, culto o tonto, rico o pobre…; si tiene Ud. más de cincuenta y cuatro años, tiene su parte alícuota de responsabilidad, y de culpa de lo que está pasando en España y de la situación en que nos encontramos.

Y esa culpabilidad que tenemos todos los que nacimos a partir antes de 1.961 puede ser activa o pasiva; activa si Ud. participó de alguna manera en política, y pasiva, si pertenece al amplio grupo de los que no participamos, por consentirle a los primeros que nos hayan llevado a este atolladero.

Sí, si tiene Ud. cincuenta y tantos (yo los tengo), no mire para otro lado; no adopte la actitud del avestruz que cuando ve peligro esconde su cabeza debajo del ala, no haga suyo aquel refrán tan español que dice que ojos que no ven corazón que no siente.

Si tiene Ud. cincuenta y tantos (yo los tengo), es Ud. culpable, por activa o por pasiva, de esta herencia envenenada que le dejamos a los que nos siguen en edad.

Y por todo eso, y por nuestra culpabilidad, a todos los que tenemos cincuenta y tantos (yo los tengo y los seguiré teniendo hasta que muera, porque a partir de los cincuenta los englobo todos en y tantos), a NOSOTROS nos toca enmendar el mal producido.

Así que, si tiene Ud. más de cincuenta y cuatro años, está obligado para con el resto de los españoles a corregir el entuerto.

Pero, si a estas alturas le he convencido y no ha dejado de leer líneas atrás, probablemente se preguntará como se hace eso, de qué forma puede Ud. expiar su culpa; pues lectora o lector cincuentón, solo hay una forma: uniéndose a todos los que hemos contribuido a producir este descalabro, para impedir que esto vaya aun a peor, que es lo que parece que se nos avecina.

Esta situación, no puede solucionarse cambiando a los políticos que nos gobiernan por otros (igual da el partido), porque, inexorablemente, se cumplirá aquella regla que dice que otro vendrá que bueno te hará. Esto solamente se corrige cambiando el modelo de gobierno de la sociedad, que pusimos en marcha todos los que tenemos más de cincuenta y cuatro años. Instaurando otro sistema distinto en el que no dejemos que los que elijamos para gobernar nos impongan, una vez elegidos, la forma de vida que a ellos les convenga y que, generalmente, es totalmente distinta de la que nos habían prometido.

Y por eso, yo que tengo cincuenta y tantos años, que soy tan culpable, por pasividad, como todos los que me acompañan en edad, estoy poniendo mi grano de arena para corregir el entuerto: Me he asociado a NOSOTROS y TU, desde donde pretendemos darle a España el giro necesario que, como digo, no consiste en cambiar de personas que nos gobiernen, sino en cambiar de sistema.

Y si Ud., lector, no llega a los cincuenta y tantos, permítame decirle que también tiene parecida culpa, activa o pasiva, por haber vivido en España participando en política o consintiendo su forma de gobernar a los que lo han hecho. Así que, también Ud. está obligado moralmente a participar en esta regeneración de que le hablo.

Si Ud. no quiere participar en política, al menos venga a NOSOTROS y sea uno más. Fíjese que la democracia real consiste en que la forma de vida general la marque la voluntad de la mayoría; pero de la mayoría de todos, no solo de la mayoría de los que participan en política y que son minoría respecto del conjunto.

Y, además, minorará su culpa si traslada a todos los de su alrededor estas reflexiones.

Soy José Ignacio Sánchez Rubio, tengo cincuenta y tantos años y soy español, pero no estoy orgulloso de la España que dejamos a nuestros sucesores; esta es mi mea culpa y por eso estoy en NOSOTROS y TU

www.nosotrosytu.es

@VenANosotros

Acerca de José Ignacio

Profesional libre de la consultoría de empresas, con los títulos de Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas. Además, el título de Maestro de Primera enseñanza, 4 Masters en Sistema Fiscal Español, Derecho de Familia, Derecho Penal y Auditoría de Cuentas. Letrado del Colegio de Abogados de Madrid, Administrador y Mediador Concursal, en posesión de numerosos diplomas en economía de empresas, derecho y Unión Europea.
Esta entrada fue publicada en Futuro de España. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.