Diferencias entre Pablo Iglesias y yo

LDsmallHace apenas un año, me embarqué en la constitución de NOSOTROS y TU, Partido Político Español, junto con un puñado de españoles de bien.

Ahora, en estos días en que los europeos nos debatimos en la incertidumbre del futuro de Grecia, y las consecuencias que para los demás países de la UE traerá la solución que se le de,  y cuando nos encontramos a las puerta de unas elecciones generales que van a marcar nuestro futuro durante los cuatro años próximos (si hay suerte), o tal vez para muchos años mas (si los que viven del petróleo venezolano dan la campanada), me he puesto a pensar en las diferencias que hay entre el dueño de Podemos y de un racimo de partidos que, para disimular, se denominan con otro nombre, y yo, que no soy dueño de nada pero que, provisionalmente, soy el Presidente de NOSOTROS y TU, Partido Político Español.

Y he llegado a las siguientes conclusiones:

Pablo Iglesias es relativamente joven; yo soy relativamente viejo.

Pablito, tiene una envidiable mata de pelo con una desgreñada coleta que da la impresión de sucia; a mi me queda muy poco pelo en la cabeza, pero si los tuviera en la cabeza nunca llevaría coleta.

Don Pablo, es el amo de un partido político con un puñado de franquicias; yo solo soy el Presidente provisional de otro (hasta que los afiliados elijan a la nueva directiva antes del 3 de diciembre).

El Sr. Iglesias hace y deshace a su antojo en sus partidos (que tal vez no sean suyos sino de algunos venezolanos); yo, ni pincho ni corto en NOSOTROS, porque aquí todo se hace de acuerdo con la voluntad de los afiliados (que son sus dueños).

Pablete, financia sus partidos (según parece), con dinero opaco proveniente de gobiernos enemigos de España; yo estoy en un partido, que no tiene una gorda y se desarrolla con el trabajo y las donaciones de los afiliados.

Por eso los financiadores de Don Pablo no se deducen nada en el IRPF y los afiliados de NOSOTROS de deducen todas sus donaciones

Pablo Iglesias, según él mismo dice, está a favor de que España se divida en múltiples repúblicas; yo, haré todo lo posible para que España sea solo una y de todos los españoles.

El Excelentísimo Sr. Don Pablo Iglesias, vive a costa del Estado; yo las paso canutas para llegar a final de mes.

Su Señoría Don Pablo es rico pero de izquierdas; yo soy mas pobre que una rata, pero de derechas.

Don Pablo (Iglesias), es un dictador (como Maduro) y amenaza (como Maduro) y aquí se acaba su madurez; yo nunca digo una voz mas alta que otra y (por mi edad), ciertamente soy maduro.

Podría seguir, pero prefiero que los que me conozcan terminen de rellenar el catálogo. Y los que no me conozcan, será porque ellos no quieren, porque a mí me encantaría.

ignacio@nosotrosytu.es

Acerca de José Ignacio

Profesional libre de la consultoría de empresas, con los títulos de Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas. Además, el título de Maestro de Primera enseñanza, 4 Masters en Sistema Fiscal Español, Derecho de Familia, Derecho Penal y Auditoría de Cuentas. Letrado del Colegio de Abogados de Madrid, Administrador y Mediador Concursal, en posesión de numerosos diplomas en economía de empresas, derecho y Unión Europea.
Esta entrada fue publicada en Futuro de España. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Diferencias entre Pablo Iglesias y yo

  1. Jose Davila dijo:

    Está claro que lo que quiere Pablo Iglesias alias el coletas es restaurar la II república en España.
    Como bien se ha mencionado no sólo con dinero de países enemigos de España como puede ser Venezuela si no que también con dinero de empresarios españoles como el director de LA SEXTA TV.
    Un proyecto que al fin y al cabo le saldrá mal.No ha funcionado el partido homólogo el “Shrypas” (Como se escriba) griego ese.En 6 meses disuelve el parlamento y eleciones generales.En España los alcaldes de podemos no paran de decir tonterías.Que si poner una moneda para Barcelona,que si hacer una ley para los okupas de Madrid,que de cagarse en la guardia civil el alcalde de Cádiz,ect..
    La intención de votos según las encuestas ponen ya a PODEMOS como la cuarta fuerza política en España,cosa que hace 6 meses era la segunda pisándole ya los talones al PP de Rajoy.
    El futuro de este loco de Pablo Iglesias no va ser más que el de un simple lazarillo de Pedro Sánchez el del PSOE,pero miedo me da una coalición de izquierdas gobernando España con el loco de Pablo Iglesias como vicepresidente de gobierno.
    Muy bien el escrito.Mis felicitaciones.

  2. Francisco Lopez Ruiz dijo:

    Sr. D. José Ignacio: Yo también soy mayor (72) , jubilado y de derechas, o lo que sea ese conjunto de personas a las que no nos gusta lo que ha hecho la izquierda en España desde tiempo inmemorial. Por tanto, aunque no conozco su programa político, estoy convencido que coincidirá en lo esencial con mis ideas sobre lo que debe ser España en la actualidad y en el futuro. Pero esta coincidencia es muy probable que también lo sea con la gran mayoría de votantes del Partido Popular. No estoy afiliado a tal partido pero le he votado siempre y le seguiré votando. Y le comento esto, no porque no quiera votarle, que lo más seguro lo haría si estuviera convencido que otros tantos millones de españoles lo hieran. Pero quiero que mi voto tenga utilidad y aunque haya otras tentaciones que me fueran más acordes con mi forma de pensar prefiero sacrificar parte de mis deseos políticos y dar mi voto a quien pueda sumar más. Y eso lo puede hacer, hoy por hoy, el Partido Popular.
    Le comento esto porque creo que lo más practico y beneficioso par los moderados de centro derecha, dadas las actuales circunstancias de una posible igualdad entre PP+CIUDADANOS y PSOE+PODEMOS, es que los votos (Y PARTIDOS) de centro y derecha se agrupen alrededor del PP. Como ramales, tendencias, ideologías o lo que sea el nombre que se quiera dar. Pero lo importante es concentrar este tipo de votos alrededor de quien tiene más posibilidades, aunque haya que renunciar a ciertos matices. Yo, por ejemplo, renuncio a que se derogue la actual estructura del Estado dividida en Autonomías, pues se que el PP no va por esa línea. Yo hubiera preferido, en 1978, una simple descentralización administrativa, sin prebendas legislativas y aprovechar la subdivisión administrativa por provincias ya existente. Hubiera bastado con poner delegaciones del Estado en cada provincia y que éstas fueran las encargadas de “gobernar-administrar” tanto la provincia como los municipios de ella. ¿No se dice que los ayuntamientos son la administración más próxima al ciudadano? Pues ¿para qué poner un escalón artificial (la Autonomía) entre el ciudadano y la Administración? Una simple delegación del “gobierno provincial” en los municipios bastaría para gestionarlo. Y así muchas otras funciones: ¿policía local? NO, una policía única en todo el Estado. ¿Elecciones locales? NO, unas Generales y únicas, etc. etc. Muy largo de contar pero la idea es que cuanto MENOS ESTADO, mejor para el individuo. Los ciudadanos no nos sentiríamos BORREGOS sino INDIVIDUOS.
    Mi propuesta: INTÉGRESE en el PP y lance sus ideas (y èstas a ver si cuajan) a ver si tienen apoyo. Yo ya estoy muy mayor para hacer algo más que aporrear el teclado del ordenador.
    Un saludo y buena carrera política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.