Los falsos españoles

nosotros copiaHace unos días publique en este mismo blog un artículo acerca del antiguo servicio militar obligatorio, que luego colgué en las redes sociales. Los que lo leyeron convendrán en que no vertía opinión personal alguna acerca de aquella institución, a pesar de lo cual se organizó un buen foro de discusión, con opiniones para todos los gustos.

Hoy, sí me voy a permitir opinar sobre un fenómeno al que asistimos impasibles todos los españoles y que solo Dios sabe en que va a concluir.

Me refiero a la progresiva aparición de gente de pelaje diverso, que se presentan como españoles y que, según ellos, prometen convertir el Reino de España en el Reino de Jauja; un paraíso donde todos seríamos felices, sin necesidad de dar un palo al agua.

Y antes de iniciar el recorrido por el fenómeno a que aludía antes, permítanme que les recuerde que el artículo 20.1 de la Constitución Española establece, genéricamente, el derecho y el deber de TODOS los españoles de defender a España.

Pues bien, el fenómeno a que me refería es al de que han venido apareciendo desde hace algún tiempo, y cada vez con mayor desfachatez, una serie de gente, que dicen ser españoles, que emplean todo su tiempo en procurar la destrucción de España por diversos procedimientos.

Para mí, el más llamativo es el de los independentistas.

No se cuanta gente habrá en España mayor de 40 años, pero supongo que la mayoría de ellos han sido independentistas en su juventud. Pero no me refiero a otra cosa que a su ferviente deseo de independizarse de la férula paterna.

Aquellos independentistas, lo que pretendíamos era irnos de casa a vivir nuestra vida, pero llevándonos solamente lo puesto. A ninguno, que yo sepa, se nos ocurrió nunca independizarnos de nuestros padres echándolos a la calle y quedándonos nosotros con la vivienda y el mobiliario familiar. Y, por el contrario, aquellos de nosotros que no sentíamos la ilusión de cumplir los 18 años para poder ser legalmente independientes, disfrutábamos enormemente, con la unión y el cariño de toda la familia.

Pero estos, que dicen ser españoles, y que desean la independencia, no es que quieran independizarse ellos; lo que quieren es independizarnos a nosotros. En otras palabras, lo que quieren es echarnos de una parte de España, para quedarse con ella. Es como si lo que les decía antes de echar a la familia de casa, se redujera a echarla del salón, o de la cocina y a no dejarles entrar. Claro, que empiezan queriendo echarnos del salón, y luego de la cocina, y luego del dormitorio y luego… Véase la pretensión actual de reivindicación de los separatistas catalanes, de Aragón, Valencia, Baleares…. De lo que estoy seguro es de que nunca pretenderán las provincias vascongadas (que es como a mi me gusta llamarlas), porque les faltan … (pongan Uds. Ahí lo que les apetezca).

Pero fíjense; yo estoy de acuerdo con que se independicen todos esos separatistas; pero que se independicen ellos. En otras palabras, que se vayan de España, pero con lo puesto; porque todo lo demás es de todos los españoles.

Seguro que a mas de uno de nosotros, cuando éramos jóvenes y les dijimos en alguna ocasión a nuestros padres que queríamos irnos de casa, nos despacharon con un: “Sí hijo, ahí tienes la puerta”. ¿Y que sucedió?; pues que al ver ese planteamiento todos recapacitamos en como íbamos a arreglarnos para conseguir comida, ropa y los veinte duros del fin de semana. Y ahí se acabó la historia.

También hubo quien se sintió actor de ese chascarrillo que circula por las redes, en el que el padre le dice al hijo: “Hijo mío, te voy a dar una cosa que mi abuelo le dio a mi padre y mi padre me dio a mí”; ¿Y que es?, pregunta el hijo ilusionado. “Una hostia a tiempo, hijo”.

Y que yo creo que lo que ha faltado aquí es eso, una buena torta a tiempo.

Y, si no están de acuerdo, lean Patricio y el Conde Lucanor.

José Ignacio Sánchez Rubio

 

Acerca de José Ignacio

Profesional libre de la consultoría de empresas, con los títulos de Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas. Además, el título de Maestro de Primera enseñanza, 4 Masters en Sistema Fiscal Español, Derecho de Familia, Derecho Penal y Auditoría de Cuentas. Letrado del Colegio de Abogados de Madrid, Administrador y Mediador Concursal, en posesión de numerosos diplomas en economía de empresas, derecho y Unión Europea.
Esta entrada fue publicada en Futuro de España. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los falsos españoles

  1. Jose Davila dijo:

    Muy de acuerdo con todo lo escrito.Es un buen ejemplo de lo que es la independencia y de las consecuencias que puede traernos a nivel personal.LLevado a la política,es lo mismo,es un plan suicida de un loco que quiere imponer un Imperio.Un Imperio que jamás existió como fueron los “países catalanes”.
    El futuro de España pasa en estos momentos por suspender la autonomía catalana y quitar de todo cargo público a los funcionarios impulsores del separatismo.Si Rajoy no aplica antes de diciembre,es decir que se disuelvan las cortes para hacer nuevas elecciones generales,mal futuro nos espera a todos.

  2. José Manuel dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo desde tu primera palabra hasta la ultima, y muy destacado tambien lo de vascongadas, hacía mucho que no leía una publicación tan necesaria en esta red, CHAPÓ eres de las personas que esta muy necesitado este pais!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.