VOX, un un lugar de España.

LD

Hasta hace algo mas de un año, fui militante del Partido Popular… como muchos de Uds. Y estaba allí desde sus comienzos.

He de significarles, para los que no me conocen, que no soy ni extremista ni violento. Creo en aquello de que en el término medio está la virtud y, a pesar de ser abogado,  también en el otro dicho que señala que vale mas un mal arreglo que un buen pleito.

Pero, desde luego creo en la libertad, pero exenta de libertinaje. Y por eso estaba en el PP.

Cuando, a finales de 2.011, se celebraron las elecciones generales en España, sentí una bocanada de ilusión porque España no podía seguir mas por la senda que iba. Y no me inundó la ilusión, sino la seguridad de que al fin, después de tantos años de crisis y mentiras, íbamos a iniciar la carrera de la recuperación, que es lo que siempre estamos haciendo.

Por eso, al igual que muchos de Uds., me sentí desilusionado por la falta de firmeza del que siempre fue mi partido; y por eso, cuando a comienzos de este año conocí de la existencia de VOX y me asomé a su presentación en Madrid, descubrí que otro puñado de compatriotas sentían, exactamente, lo mismo que yo. Allí, escuché que las Autonomías no tenían sentido alguno en su actual configuración y que, además, no tenemos dinero para pagarlas; que los partidos políticos, sindicatos y asociaciones empresariales tampoco podemos financiarlos y que tienen que vivir mantenidos por sus propios afiliados; que la Ley electoral que tenemos, es incongruente; que no tiene sentido alguno que, amén de las demás instituciones, mantengamos 41 Diputaciones, mas de 8.000 ayuntamientos y un puñado de Cabildos Insulares. Pero, con todo eso, lo que mas me llamó la atención es que hubiera un puñado de compatriotas que pensaran que, obligados como están a ser democráticos, los partidos políticos y sindicatos estuvieran en manos de la camarilla de turno, mas parecida a un politburó comunista, que a una organización democrática.

Y por eso, me afilié a VOX. No porque quiera participar en política para vivir de ella. Nunca lo hice, a pesar de que en el Partido Popular podía haberlo hecho. Pero en VOX, sí quiero estar en política, pero no para cobrar, sino para regalarle a mi patria el tiempo que me sobre de mis obligaciones profesionales. Y por eso, he iniciado mi particular campaña con este blog; para intentar convencerle a Ud., que está leyendo estas líneas de que, con un poco de esfuerzo de todos los españoles de buena voluntad, saldremos de esta. Al fin y al cabo, si conseguimos una transición democrática, hace ya mas de 35 años, ¿no nos vamos a atrever con esto?.

Eso sí, su voto en las elecciones no es suficiente, tiene que participar vigilando que no nos roben el país esa caterva de políticos-embaucadores que tienen la indudable habilidad de convencernos una y otra vez de que van a cambiar España. Y lo cierto es que no nos engañan: la están cambiando a peor cada vez.

Servidor de Uds.

@JISanchezRubio

ignacio@rwall.es

 

 

 

Acerca de José Ignacio

Profesional libre de la consultoría de empresas, con los títulos de Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas. Además, el título de Maestro de Primera enseñanza, 4 Masters en Sistema Fiscal Español, Derecho de Familia, Derecho Penal y Auditoría de Cuentas. Letrado del Colegio de Abogados de Madrid, Administrador y Mediador Concursal, en posesión de numerosos diplomas en economía de empresas, derecho y Unión Europea.
Esta entrada fue publicada en Autonomías, Futuro de España, Partidos, Políticos, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a VOX, un un lugar de España.

  1. Helena dijo:

    Me ha encantado la manera tan didáctica y directa de exponer los hechos en este artículo. Tras el despilfarro de la etapa Zapatero, fuimos muchos los que apoyamos al PP en las elecciones de 2011, con la confianza de que se iba a dar el golpe de timón necesario para sacar al país de la caída libre en que nos había dejado el “cuenta nubes” ya sabíamos que venían reformas laborales y recortes, ya sabíamos que iba a ser muy duro, lo que no sabíamos era que nos iban a engañar con la indiscriminada subida de impuestos, con la unidad de España y la excarcelación de terroristas, por no hablar, de los compromisos alcanzados con la ciudadanía de los líderes Populares y de la corrupción que afecta a cientos de sus cargos políticos. Cuestiones por las cuales nadie dimite, pide disculpas o dimiten.
    Por ello, es importantísimo que se nos de VOX para hacer llegar las necesidades y malestares de la tan denostada ciudadanía española a nuestros representantes políticos para que tomen consciencia y obren en consecuencia.

  2. Guadalupe Sánchez dijo:

    Pues si José Ignacio totalmente de acuerdo. Nos están hundiendo entre todos y se rien en nuestras narices tanto unos como otros. Ya sabes “aunque suban a millares a enmendar pasados yerros siempre son los mismos perros con diferentes collares”.
    Creo que somos muchos los que desde hace mucho estamos desilusionados y con miedo y vergüenza de ver en lo que están convirtiendo a nuestra España.
    Abrazos y enhorabuena por tu iniciativa.

  3. Maria dijo:

    Chapó Sr. Sánchez.
    Estoy con Vd. que lo único que hemos hecho ha sido consentir que unos pocos, y un montón de sus amigos y parientes, vivan a cuerpo de R– a costa de nosotros, españolitos de a pie, que se lo hemos consentido.
    Hace muchos años, cambiaron a un ministro por sus “pasadas” y yo pensé que aquello iba a cambiar. Pues no señor, pocas semanas mas tarde, se publicaron sus andanzas y era, mas de lo mismo.
    Espero que Vds. puedan conseguir que esto cambie y que, si ha de haber paniaguados, sean los menos (por no decir ninguno) pero a lo mejor es cierto eso de que “el poder corrompe”. A nadie beneficiaría un cambio por otras vias.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.